martes, febrero 07, 2017

Román y la impunidad


El caso Odebrecht en sí mismo no guarda relación alguna con Adriano Román, condenado a penas de 20 años por tentativas de asesinato contra su exesposa Miguelina Llaverías y su abogado Jordi Veras. Pero me sirve para ejemplificar lo que decía ayer a propósito de que se busca un par de villanos presos para echarles toda la culpa por los sobornos, y obviar que en la Justicia, adonde iría el expediente, hay corrupción y se compra impunidad. Miren nada más cómo Román, con una montaña de pruebas en su contra, encuentra protección y vive una vida placentera en una clínica, debido al sospechoso retraso del juez que lo debe retornar a la cárcel. Ya imagino el caso Odebrecht bamboleando si es que llega a la Justicia.