jueves, julio 31, 2014

A los cincuenta meses


A cincuenta meses continúo dando gracias al Todopoderoso por cada día que transcurre y que hoy me tenga, no sólo con vida, sino lleno dentro del espíritu de mucha fuerza y empeño. Asimismo, agradeciendo toda la solidaridad y apoyo que aún recibimos de todo el o la que nos aborda y nos encontramos en cada lugar. Siempre recordaremos en nuestra vida, que todo ese apoyo que recibimos como familia, fue el mejor aliciente para no cesar ni desistir, fue la manera de saber que ese espaldarazo era enviado por el Creador a través de tantas personas buenas y dignas.

Sabemos y estamos conscientes de que los que atentaron contra nuestra vida, no cesarán en sus aspiraciones por terminar lo que no pudieron.  Aún así, no será impedimento para que lo que siempre hemos dicho ha sido una responsabilidad con lo mejor de este país, el llevar este proceso hasta dónde pretendan los imputados hacerlo. Sabemos que la maldad y la perversidad no cesa y que el principal imputado, no ha cambiado ni cambiará su actitud y su proceder ha sido el pensar y estar convencido que los equivocados son los demás y no él y sus acompañantes.

A cincuenta meses estamos más que conscientes de que nos enfrentamos a un grupo de personas que hace tiempo dejaron de creer en justicia. Su proceder es resolver las cosas por las vías violentas y va a continuar pretendiendo desacreditar el sistema como lo intentaron hacer con los más de treinta envíos, entre Preliminar y Juicio de fondo. ¿Por qué razón tiene que ser distinta ahora? A pesar de ello, estaremos como el inicio, con Dios delante, defendiendo la sentencia dictada como un gran mensaje enviado contra esos imputados y a la misma sociedad como forma de esperanza.

Recuerdo y cito lo escrito por mi padre el mes pasado al cumplirse los cuarenta y nueve meses, él expresó, lo siguiente y cito: “La decisión del tribunal sancionando a los imputados en el caso de mi hijo Jordi, constituye un mensaje de esperanza para lo mejor de la sociedad dominicana, más en la presente coyuntura de criminalidad que ahora estamos viviendo”. “Hoy, 2 de julio de 2014, al cumplirse 49 meses de la tentativa de asesinato contra Jordi, el  tribunal va a proceder a leer íntegramente la sentencia  que condenó  al que pagó y a los que organizaron  y ejecutaron el operativo criminal”.

“Ahora, ante la condena en su contra, los que quisieron asesinar a Jordi, están jugando dos cartas: Una, asesorados por sus cómplices legales buscarán desacreditar y revocar la sentencia y, segundo, continuarán en su afán de matarme  a mí y también  a Jordi”. “Los asesinos  y  sus compinches legales fracasarán en sus recursos, porque la sentencia, al ser dictada con apego a las pruebas ajustadas a la ley y al derecho, resistirá todas las impugnaciones, y sus planes criminales no lograran materializarlos porque estamos advertidos y preparados para responderles en el escenario que escojan”.

Está bien fresco en nuestra mente, todo lo que se intentó, tanto por los imputados como por los “colaboradores” que tuvieron a su lado y fuera de audiencia, para evitar que se diera una sentencia. Fueron más de tres años de no perder la paz, no caer en la desesperación y de no desistir; viendo y escuchando de todo, para tratar de derrumbarnos. Sin embargo, tenemos que hacer honor a todo ese apoyo y solidaridad, a esa presencia que hemos tenido desde el primer día del atentado, el 2 de junio del 2010, que este próximo 2 de agosto, se cumplirán cincuenta meses, en que pudimos sobrevivir y hoy poder seguir dando gracias a la mano divina, a la de mi madre y al amor y entrega de mi papá.

A propósito de éste último me acojo a lo expresado por él, ante ponencia sobre los inmigrantes dominicanos en EEUU, y lo aplico para lo que resta por continuar en esta batalla, en la forma siguiente y cito: “El futuro es de los que triunfan, de los que se elevan por encima de las adversidades; de los victoriosos que se ponen por delante de las dificultades; de los ganadores que derrotan el pesimismo; de los que aplastan el fracaso y convierten el revés en victoria”. Ante estas palabras y realidad, no nos queda de otra de seguir dando gracias, sin desistir y seguir, sin vacilar, con Dios delante, buscando que se mantengan el mensaje que ya ha sido enviado.

lunes, julio 28, 2014

Destruyen 2,000 armas de fuego


Bajo el vuelo de un centenar de palomas y con las notas de la canción
“Somos amantes de la paz”, el procurador General, Francisco Domínguez
Brito, encabezó la destrucción de más de 2,000 armas de fuego ilegales de
diferentes tipos y calibres
La Procuraduría General de la República destruyó ayer más de 2,000 armas de fuego de diferentes tipos y calibres, incautadas en operativos realizados a nivel nacional.En ese ínterin, el procurador Francisco Domínguez Brito y el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, coincidieron en la necesidad de que se regule el porte y tenencia de las armas fuego.

Durante la actividad de destrucción de las armas, realizada frente al Monumento a la Paz y la Confraternidad de un Mundo Libre, en el Centro de los Héroes, el jefe de Ministerio Público precisó que de enero a junio de este año, 576 personas han perdido la vida víctimas de las armas de fuego.

Señaló, además, que la mayor parte de robos y atracos que generan muertes violentas son para robar las armas que portan las víctimas. “Las armas son enemigas de la paz, necesitamos un mundo sin armas y una República Dominicana sin revólveres ni pistolas, con las cuales se matan a nuestros hijos, padres y parejas”, manifestó Domínguez Brito. 

De su lado, José Ramón Fadul manifestó que el país debe caminar al desarme en base a protocolos y no a medidas antojadizas de algunos.

“Yo creo y sigo manteniendo el criterio de que debe existir, en el futuro del Estado, una política de desarme en cuanto al porte e ir regularizando hacia la tenencia; y luego la tenencia regularizarla con mayor rigor”, sostuvo. 

El funcionario entiende que el país no puede continuar bajo el criterio de que cada quien “cuanto tenga un problema trate de buscar un arma para resolverlo”, sin importar que las consecuencias sea un asesinato.

Destrucción de armas


Entre las armas destruidas figuran pistolas, revólveres, rifles, escopetas, ametralladoras, carabinas, fusiles, arcos de lanzar flechas, machetes, puñales y punzones, entre otras. Entra las armas destruidas se encontraba el fusil con el que supuestamente fue asesinado el periodista Orlando Martínez en el año 1975.

Con los restos de la demolición de las armas se levantará el “Monumento por la Paz”, que será confeccionado por José Ignacio Morales, “El Artístico”.

Previo a las destrucción de las armas por un compactador, un centenar de niñas y niños lanzaron al aire igual número de palomas, como señal de paz y esperanza.

Jordi clama por la unión contra la criminalidad


El comunicador Jordi Veras, víctima de la delincuencia, fue invitado al acto. Al dirigirse a los presentes pidió a todos los sectores de la sociedad que se unan a la lucha contra la criminalidad. Al acto también asistieron el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo; el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, y la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, entre otros funcionarios e invitados especiales.

En seis meses mueren 576 por armas de fuego


José Jordi Veras Rodríguez y Francisco Domínguez Brito
SANTO DOMINGO. En el período enero-junio de este año 576 personas perdieron la vida por armas de fuego, cifra calificada de alarmante por la Procuraduría General de la República, y que amerita un movimiento que termine con un desarme de la población.

Cuestionado acerca de la factibilidad de que la población sea desarmada, el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, manifestó que esa decisión no ha sido establecida como política de Estado.

"La mayor parte de los robos y atracos que conducen a muertes violentas son para robar sus armas", proclamó el procurador Francisco Domínguez Brito, durante un acto de incineración de más de 2,000 armas de fuego incautadas.

El funcionario consideró que esos artefactos son causantes de un gran dolor en la familia dominicana, por lo que es necesario emprender acciones tendentes a fomentar una cultura de diálogo y respeto a la vida.

Asimismo, planteó que la cultura del porte de armas está armando a los delincuentes, lo cual no puede seguir.

"Estadísticamente, el que tiene un arma, tiene más posibilidades de que lo maten, o terminar en prisión, que el que no la tiene".

Domínguez Brito quiere que los dominicanos asuman el protagonismo por la abolición total del porte y tenencia de armas.

"Son las armas las que les dan fuerzas al crimen organizado, a los vendedores de drogas, a los tratantes de personas, y hasta a quienes matan mujeres". Justifica las razones por las cuales entiende que debe eliminarse el porte de armas. Argumenta que la ecuación es sencilla, puesto que un mundo y un país sin armas es más seguro.

Por esa razón, el Procurador sugiere que Centroamérica y el Caribe deben iniciar un movimiento regional de desarme.

"Son nuestros países los que ponen los muertos y el dolor por el comercio legal o ilegal de armas".

El Estado y el desarme


El ministro de Interior y Policía afirmó que no ha sido establecida como política de Estado el desarme de la población.

"O sea, el régimen sigue tal cual, nosotros tenemos ambición en el futuro, como proyecto, enfrentar, en base a un protocolo elaborado, el problema del desarme en el país, comenzando por el porte, y luego ya la tenencia, categorizándolo de acuerdo con la peligrosidad de los mismos", afirmó el funcionario.

Fadul observó que actualmente, el presidente Danilo Medina no tiene contemplado "bajo ningún concepto el desarme de la población".

Sin embargo, subrayó que las autoridades están actuando en contra de quienes poseen armas ilegales. Indicó que en los bares y restaurantes, la Policía y las Fuerzas Armadas están realizando operativos de desarme. Recalcó que actualmente no está dentro de los planes del gobierno realizar un desarme de la población.

El acto


Durante el desarrollo del acto, el procurador Domínguez Brito entregó a José Ignacio Morales (dueño del taller El Artístico) el fusil utilizado para quitarle la vida al periodista Orlando Martínez, en 1975.

Recordó que las estadísticas del primer semestre del año, con relación a los homicidios revelan que hubo una disminución de 76 muertes, al registrarse 897 hechos de esa naturaleza, mientras que en el 2013 ocurrieron un total 973 casos.

En tanto, el abogado y comunicador de Santiago, Jordi Veras, quien fue víctima de un atentado, en el que perdió el ojo derecho, producto de un impacto de bala, sugirió a todos los sectores unirse a la lucha que llevan a cabo las autoridades contra la criminalidad. "Esto no es sólo una lucha de las autoridades, debemos sumarnos todos, abogados, periodistas, ingenieros, comunicadores, todos debemos aportar para ayudar en el combate de este flagelo que afecta a nuestra sociedad".

En el acto estuvieron presentes el jefe de la Policía, Manuel Castro Castillo; el alcalde de la Capital, Roberto Salcedo, la Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso; y el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez.

Las armas


Entre las armas destruidas figuran pistolas, revólveres, rifles, escopetas, ametralladoras, carabinas, así como fusiles, ballestas y/o arcos de lanzar flechas, diferentes tipos de armazones y varias armas blancas. En un informe, las autoridades citan 65 pistolas marca Lorcin, 41 pistolas de diferentes marcas, 29 pistolas Colt, 28 pistolas Browning, 24 pistolas David, así como 20 Smith Wesson, 16 marca Llama, 16 pistolas Pietro Beretta, 9 pistolas marca Brico, entre otras.

Domíguez Brito: 576 personas ha muerto con armas de fuego en lo que de año


José Jordi Veras Rodríguez
SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Con las letras de la canción “Somos amantes de la Paz” y en un acto donde las palomas fueron las protagonistas de un medio vuelo, el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, informó que 576 personas perdieron la vida víctimas de armas de fuego durante el primer semestre del año en curso.

Durante la destrucción de 2,000 armas ilegales de diferentes tipos y calibres, realizado este lunes 28 de julio, Domínguez Brito, dijo además que 227 personas perdieron la vida por heridas con armas blancas, fruto de la violencia social y la criminalidad.

“La destrucción del armamento forma parte de las acciones de prevención y persecución del uso ilegal de las armas que llevan a cabo las autoridades en el marco del Plan Nacional de Seguridad Ciudadana puesto en marcha por el Gobierno del presidente Danilo Medina”, manifestó el procurador.

Aseguró, está comprobado estadísticamente que quien tiene un arma posee más posibilidades de que lo maten o termine en prisión, que el que no la porta.

“Las armas de fuego son realmente causantes de un gran dolor en la familia dominicana, lo que es necesario crear una cultura de dialogo y respeto a la vida, que conduzca por un camino de paz y de esperanza”, aseveró.

Externó que la mayor parte de los robos y atracos que conducen a muertes violentas, son para robar armas. “La cultura del porte de armas está armando a los delincuentes”.

Recordó que las estadísticas del primer semestre del año con relación a los homicidios revelan que hubo una disminución de 76 muertes al registrarse 897 hechos de esa naturaleza, mientras que en el 2013 ocurrió un total de 973 casos.

“Si bien es cierto que hemos logrado una disminución de las muertes violentas en nuestro país, también es cierto que debemos trabajar para seguir disminuyendo las mismas”, explicó.

Dentro de las armas destruidas figuran pistolas, revólveres, rifles, escopetas, ametralladoras, carabinas, así como fusiles, ballestas o arcos de lanzar flechas, diferentes tipos de armazones y varias armas blancas, incautadas en operativos y allanamientos realizados en diversos puntos del país.

Con la asistencia de niños, niñas y adolescentes un vehículo rodillo cruzó varias veces sobre las armas que según anunció el procurador, serán utilizadas para el levantamiento del “Monumento por La Paz” construido por El Artístico, José Ignacio Morales.

El procurador hizo entrega del fusil con el que fue asesinado en el año 1975 el periodista Orlando Martínez, a Morales, la cual iniciará la cúpula de ese monumento. Luego acompañado de una niña de 3 años de edad, se hizo efectivo el vuelo de las palomas blancas que simbolizan la paz.

La actividad contó con la participación del ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadúl, quien aseguró se está enfrentando con mucha fuerza el problema de los feminicidios, pero advirtió que hay un problema en la población la cual se está armando ya que están perdiendo confianza en las instituciones que deben garantizarles su protección.

“Siempre he procurado el desarme. Creo debemos caminar a ellos en base a protocolo y no en base a medidas antojadizas. Debemos implementar una política de desarme en cuanto a tenencia y porte de armas”, indicó.

Asimismo, Jordi Veras, sobreviviente a un intento de asesinato estuvo presente en la actividad y resaltó que el problema de las muertes por armas de fuego y blancas, no es un asunto de gobierno ni partido si no de asumir conciencia, cada persona como comunicador, juez, policía, ingeniero o como aquel que ejerce una labor digna y responsable”.

“Aquí no podemos venir a decir que no hay delincuencia y que no hay sicariato, para enfrentar una enfermedad primero hay que reconocer que hay una enfermedad”, señaló.

En el acto, celebrado frente al Monumento del  Centro de los Héroes, también se dieron cita la procuradora fiscal del Distrito Nacional, Yenni Berenice Reynoso, y el Jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo.

Igualmente, asistieron artistas, periodistas y representantes de medios de comunicación, así como abogados y funcionarios de distintas instituciones del Estado.

Procuraduría destruye dos mil armas de fuego y lanza palomas en señal de paz


José Jordi Veras Rodríguez (saco crema) y Francisco
Domínguez Brito (de rodillas)
El fusil con que le quitaron la vida al periodista Orlando Martínez el 17 de marzo de 1975 es el arma con que se iniciará la construcción del “Monumento de la Paz”.

Bajo el vuelo de un centenar de palomas y con las notas de la canción “Somos amantes de la paz”, el procurador general de República, Francisco Domínguez Brito, encabezó la destrucción de más de 2,000 armas de fuego ilegales de diferentes tipos y calibres que han sido incautadas en operativos y allanamientos realizados en diferentes puntos del país.

En la actividad estaban presentes además el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul; el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo; el jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, y la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso; quienes presenciaron la destrucción de las armas con las cuales se iniciará el levantamiento del monumento.

En el marco de la actividad, realizada frente al “Monumento a la Paz y Confraternidad de un Mundo Libre”, en el Centro de los Héroes, un centenar de niños y niñas realizaron el lanzamiento al aire de igual número de palomas en señal de paz.

Durante el acto pronunció unas palabras del abogado y comunicador Jordi Veras.

Dentro de las armas destruidas figuran pistolas, revólveres, rifles, escopetas, ametralladoras, carabinas, así como fusiles, entre otros.

viernes, julio 11, 2014

Jordi Veras: “No siento rabia en mi corazón”


La sentencia lograda no ha reducido las medidas de seguridad adoptadas
por Jordi luego del atentado.
Para la familia Veras y para toda la sociedad dominicana, las últimas semanas fueron intensas, desgarradoras. Con la lectura del veredicto condenatorio la mañana del martes 17 de junio, la saga de la familia Veras vio un respiro favorable.

Jordi Veras, el abogado y comunicador hijo del prominente abogado Ramón Antonio (Negro) Veras, fue víctima, por ejercer honestamente su profesión, del sicariato y de la venganza. Ser abogado de Miguelina Llaverías en el juicio, por otro atentado, contra el empresario Adriano Román, le costó, literalmente, un ojo de la cara. Querían que le costara la vida.

Cuatro años después de la fecha terrible, mantiene una sonrisa contagiosa y se aferra a la fe, con pleno regocijo habla de lo que Dios ha significado en su vida. Al platicar con él, sientes esa energía positiva que emana su testimonio.

El regalo de la vida no dura para siempre, Jordi ahora lo sabe más que cualquiera.

¿Cómo se siente actualmente, cómo está su salud física y emocional?
Bueno, en la salud física yo tuve que permanecer tres años y algo, casi cuatro años para decir que estaba repuesto porque los últimos tres años y medio fueron de operaciones y seguimientos a mi salud, incluso yo tenía que haber estado viajando a Estados Unidos desde principios de año pero no lo he podido hacer por el asunto del juicio mismo.

El año pasado se me extrajo el ojo y lo que tengo ahora es una prótesis, entonces se supone que cada seis meses o cada año vaya a chequearme la prótesis y todavía no he podido ir porque tengo que esperar que la situación vaya más avanzada. En lo emocional, sí te digo, ahora que estoy bien ha sido un trabajo, no de un día, si no hubiese sido por la fuerza de la fe yo no estaría sentado aquí hablando con ustedes, quizás lo que la gente hubiese visto en mí hubiese sido una persona frustrada, amargada y con mucho rencor y es todo lo contrario, pero solamente Dios es capaz de levantarte del suelo, de sanar tus heridas y de darte la fortaleza que necesitas para seguir adelante. Solamente él lo puede hacer y yo vivo convencido de eso, no tengo ninguna duda de eso. Nadie puede decirme que Dios no existe, porque yo soy una obra de Dios, no por vanagloria sino para gloria de Él.

 APOYO DE FAMILIA Y SOCIEDAD 

“Todo lo que uno ha transitado durante esos cuatro años valió la pena. Yo pienso que el apoyo lo pudo todo. El apoyo subsanó todo ese dolor que uno ha pasado, ese trajinar de cuatro años. El apoyo y la solidaridad de este pueblo le han dado a uno un realce y una fuerza, que ante un cansancio como cuando te dan muchos golpes, sientes cansarte y que te puedes caer, este apoyo es como combustible y vitamina que te da esperanza para seguir luchando”.

“El apoyo de mi papá fue único. Para él fue mucho más duro que para mí, porque a pesar de que yo recibí los tiros, el recibió los golpes emocionales. La pérdida o la posibilidad de tú perder un hijo o una hija es un dolor que no tiene concepto de tan fuerte que es, sobrepasa lo físico y cualquier situación. Entonces yo creo que él tuvo que haber pasado por una situación peor que la mía y aún así se pudo reponer para dar apoyo y ser parte importante para que este proceso caminara”.

“Hay días que te levantas con más fuerza que otros, por eso los días yo los comparo con subidas de montañas, no todos los días tienes el mismo vigor para subir, pero debes subir cuando tienes gente detrás que te está apoyando”.


“Mi lucha tiene que ser aquí”

¿Qué significó su fe y su devoción en todo este proceso que ha marcado su vida? ¿Cómo evolucionó su fe en Cristo antes, durante y después? 
Antes del hecho yo no era muy devoto, yo era un cristiano “light”. Después, en el 2009 yo hice un retiro por obligación de mi hermano, el retiro de Emaús. Yo lo digo una y otra vez, Emaús sí cambió mi vida. Dios me tocó en el 2009 y eso aunque me tomó tiempo, entonces comencé a conocer a Jesús, entonces ahí yo comencé a ser otra persona. Si no hubiese sido así yo hubiese estado frustrado porque no tendría la fortaleza, no la hubiese encontrado ni la hubiese podido transmitir a mi familia. Yo creo que después del hecho yo dije, ¡caramba! aquí está el instrumento que yo necesitaba. Remarco una y otra vez que dentro de la jeepeta solo estábamos él y yo, Jesús y yo. Puede sonar como una locura para la gente, pero hay que pasar por eso para saber lo que yo estoy diciendo. No estaba en mí decir si seguir viviendo, estaba en él. Entonces ahí tú te das cuenta de que tú no tienes el control de nada en tu vida.

¿Siente usted tranquilidad ahora luego de que Adriano Román fue condenado a 20 años de prisión o el temor aún persiste?
Tomando en consideración el tipo de persona que es, Adriano es un criminal, empresario es otra cosa, empresario es una persona que su dinero lo hace para levantar un negocio; pero el dinero de Adriano es para matar, no solamente a Jordi Veras, es que si Adriano le da la gana de matar a Juanito o a Pedrito lo va a hacer. Yo no puedo decirte que me siento seguro ahora con la condena porque ahora mi vida peligra más todavía. Porque si cuatro años atrás cuando él fue condenado que yo fui abogado del caso de la señora Miguelina Llaverías, me mandó a matar por 25 millones por la primera condena, imagínense ahora con dos condenas. Evidentemente aparte de esto no vamos a descartar los demás, solo nos enfocamos en Adriano, pero él tiene ahí unos imputados que van a alentarlo a matar por venganza, porque ahí hay expolicías que hacían ese trabajo de matar, esos que están con él son sicarios.

Esos que están con él mataban hasta por placer.

Personas que están supuestamente para cuidar el orden público y utilizaron su uniforme para asesinar por paga.

¿Qué reflejaban sus lágrimas al momento de escuchar la grabación de la llamada en la que se planificaba su asesinato: ira, dolor, rabia? 
Bueno, yo no tengo rabia en mi corazón, lo que reflejaba era lo poco que vale la vida de un ser humano y la ignorancia en la que yo me encontraba en ese momento cuando hablaban de fechas, yo me extrapolaba a ese momento, dónde estaba yo ese día. Ingenuidad, porque a pesar de ser abogado me considero una persona con un corazón ingenuo, si porque yo ni estaba armado ni nunca conocía las armas. Creo que escucharlo lo que hizo fue extrapolarme a ese momento, qué estaba haciendo yo, y que tan ajeno estaba yo en lo que estaban planificando y lo poco que vale la vida de un ser humano en este país.

¿Cree usted que la conclusión del proceso judicial de este caso traerá consigo secuelas positivas o negativas?
Este caso ya no solamente se trata de Jordi Veras y su familia, este caso es de la sociedad dominicana. Yo pienso que cada quien se ha identificado con el caso porque ha visto en mi persona alguien que fue objeto de un atentado por su trabajo. Yo creo que lo más importante es el mensaje que se ha llevado a la sociedad, independientemente de que uno tenga intranquilidad o no se sienta seguro, pero lo importante aquí es que se envía u mensaje a una sociedad que está requiriendo un llamado contra el sicariato y el crimen organizado. Aquí la mayor parte de las víctimas del sicariato están muertas entones yo pienso que Dios me ha utilizado como instrumento a mi familia y a mí para llevar un mensaje de esperanza a esta sociedad dominicana.

¿Cuáles metas personales y profesionales tiene Jordi Veras de ahora en adelante? 
Son muchas. Son tres años y pico sin trabajar, queriendo y no pudiendo; imagínate que tú te consideres una persona activa y productiva.

Entonces esa es la parte más difícil. Ya hay proyectos, seguir trabajando en mi profesión e insertarme de nuevo a los medios. Ya comencé un proyecto de radio y desarrollarme si me permiten trabajar con tranquilidad. No voy a decirte que no me voy a ir nunca del país porque no soy Dios, pero no es mi deseo, mi lucha tiene que ser aquí.

Irme fuera del país nunca me ha pasado por la mente, salvo que sea una situación extrema, pero yo le pido al Todopoderoso que me proteja contra eso.

¿Qué piensa usted sobre otros casos de sicariato como el de Zuleika Flores y Natasha Sing, y el apoyo que necesitan sus familiares? 
Yo pienso que ahí debe existir el mismo apoyo, de las autoridades, del Ministerio Público, pienso que debe haber un seguimiento. Esas mujeres han muerto, y el dolor es mucho más grande y la ausencia. Son familias que en el caso de ellas no son abogados y necesitan mucho apoyo de la sociedad.

¿Cuáles son las opciones que tienen los condenados para apelar? 
Las mismas que tienen todos los que no se sientan conformes con una decisión y las que le establece el propio Código Procesal Penal.

¿Espera que los culpables cumplan con la condena impuesta?
Totalmente. Ese será un objetivo una vez se pueda lograr hacer la sentencia definitiva e irrevocable. 

¿Ha vuelto usted a salir solo o sigue medidas estrictas de seguridad? 
Siguiendo medidas de seguridad que asumimos desde el momento mismo del atentado en el año 2010.

lunes, julio 07, 2014

El sicariato: un mayor compromiso


José Jordi Veras Rodríguez
La sociedad dominicana de hoy requiere de mensajes y ejemplos constantes, desde lo más mínimo, como el que ciudadanos respetemos leyes de tránsito simples, hasta el comportamiento o conducta que sea o no reprochable, de un funcionario público, sea Senador o Diputado, por la mayoría del pueblo dominicano. Existen naciones en las que cualquier acto de corrupción o “indelicadeza” de un servidor público es un escándalo y genera reacciones, a tal punto que son destituidos y debidamente sancionados acorde a las leyes.
    
Si una nación o país quiere enviar mensajes que no sean distorsionados, es a través de hacer lo correcto en todo sentido. En el caso de nuestro país, requerimos de acciones distintas para que podamos comenzar a percibir otros vientos. El físico matemático alemán, Albert Einstein, dijo en una ocasión: “Es una locura pensar, que haciendo las mismas cosas todos los días, se pueda esperar resultado diferentes”.   

Extrapolando esto a lo que es el tema que nos ocupa, si queremos realmente cambiar el pensamiento y la percepción de la mayoría de los dominicanos y dominicanas, es por medio de buenas acciones y ejemplos, que vayan como cascada, desde los más llamados a brindar y dar ejemplo hasta el más humilde ciudadano que está en igual condición de respeto a la ley. Es hacer mayores y mejores esfuerzos, tomar acciones distintas para provocar los cambios esperados.  

La implementación del sistema 9-1-1 y la instalación de cámaras, son ejemplos, e instrumentos, no la solución definitiva, pero si, modalidades de un conjunto de cosas que debemos realizar para enfrentar la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico que nos arropa.
    
El fenómeno del sicariato no se va enfrentar de forma efectiva, si primero no reconocemos el problema que existe y que es una realidad muy amenazante en nuestro país y que se necesita salirle al paso de forma inmediata. 

 Si queremos enfrentar este problema, no podemos hacerlo utilizando los mismos métodos y bajo las mismas condiciones en que hoy nos encontramos en cuanto los actores del sistema se refiere. Se hace necesario que se adquiera conciencia que se necesitan mayores recursos de toda índole para policías, jueces y fiscales. 

No es posible exigirle más a un cuerpo policial con los recursos que reciben como institución. Estamos recibiendo la policía que podemos pagar, y aún así el denodado esfuerzo que se ha demostrado que pueden hacer, aún con las deficiencias, es notable. Lo mismo con el caso de fiscales, que no es posible que un mismo fiscal esté conociendo diez expedientes, y no esté rodeado de condiciones, no solamente económicamente aceptables, sino más acorde a la calidad de profesional que muchos tienen.  Que sientan que existe un Estado detrás que les respalda en la lucha contra todo tipo de flagelo.

En el caso de los jueces, tan sólo basta recordar las declaraciones del Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Doctor Mariano Germán, cuando se quejó de las condiciones en que se encuentran muchos estamentos de la justicia, y que requieren de mayor apoyo económico.  Pero asimismo, se refirió al tema del sicariato, en la forma siguiente: “El sicariato como fenómeno es lo más repudiable, lo más execrable, lo más doloroso, lo más despreciable”. 
   
Es el momento en que debemos reflexionar qué tipo de sociedad estamos permitiendo construir ante nuestros ojos. No es una cuestión de afectación a una familia o individuo, es algo que ya debe tocar las fibras más sensibles de lo mejor del pueblo dominicano y requiere de la participación de todos y todas. No podemos esperar que la situación siga empeorando, no solamente con crear las condiciones legales frente al sicariato, lograremos resultados distintos a los que ahora tenemos, sino existe la voluntad y la decisión de aplicar los correctivos de lugar, las cosas no dejarán de empeorar, y las experiencias que hemos tenido en nuestros vecinos latinoamericanos no nos habrán servido de mucho, sino aprendemos a ejecutar a tiempo.

Tenemos bastantes legislaciones, el problema está en el momento de aplicarlas y de crear las condiciones a quienes están llamados a hacerlas cumplir, unido a los constantes malos ejemplos que se lanzan hacia este cuerpo social en descomposición. Este tipo crímenes organizados que hemos estado viendo su proliferación, junto al narcotráfico y el lavado, tienen su caldo de cultivo en un terreno que tiene tantas necesidades, inversión de valores, pobreza y donde la búsqueda por la obtención de la droga, puede llevar a que sea fácil contratar un sicario.
    
Ya lo expresaba en esos mismos términos que indicamos más arriba, un Editorial de uno de los diarios matutinos, cuando indicó: “La muerte por encargo no debe ser un producto de fácil venta en el mercado, pero aquí parece que lo es, por la cantidad de casos que se conocen. Sólo falta que los sicarios se anuncien en las calles”.
    
“Evidentemente, quien mata por encargo está convencido de que no lo van a atrapar, o que de caer en manos de las autoridades, no tendrá muchos problemas en prisión”. “O existen grandes complicidades a todos los niveles, o hemos perdido irremisiblemente la lucha contra la delincuencia”.  Me resisto a creer que hemos perdido por completo la batalla y perder las esperanzas, porque de ser así no hay sentido para motivar a nada, ni hacer llamados de auxilio, sin embargo, debemos despertar y darnos cuenta que el problema existe y si no se asume como  un compromiso social, en la que cada quien asuma su rol, entonces a cierto plazo si estaremos conviviendo en una sociedad en la que no habrá manera de vivir de forma siquiera decente y en paz.

Esto que hemos narrado no es un problema ni se circunscribe a una familia o a un sector, sino que nadie puede garantizar su seguridad y su vida, si continúa pensando que vive como en una especie de “burbuja” en la que no será afectado por la delincuencia y el crimen organizado, y eso es un acto de total irresponsabilidad e indiferencia.  Que los buenos ejemplos, acciones y ejecutorias comiencen a realizarse de forma distinta, para que comencemos a ver resultados diferentes, pero para ello, debe darse un compromiso mayor en todos los órdenes.   No es con temor e indiferencia que vamos a cambiar nuestro futuro, que es parte de nuestro presente.  Enfrentemos con valentía a los fenómenos sociales que hoy nos amenazan nuestra estabilidad, la delincuencia y el crimen organizado, en sus variantes del sicariato y el narcotráfico.

jueves, julio 03, 2014

Tribunal lee su fallo del caso Jordi Veras


SANTIAGO. El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Santiago, leyó ayer durante audiencia la sentencia íntegra contra los condenados por el atentado criminal contra el comunicador Jordi Veras, mientras que el jurista Ramón Antonio (Negro) Veras reiteró que los que quisieron asesinar a su hijo Jordi, buscarán desacreditar y revocar la sentencia y continuarán en su afán de intentar nuevamente matarlo a él y a Jordi.

La sentencia, que contiene unas 70 páginas fue leída por la secretaria, del tribunal en presencia de familiares de los imputados o condenados y la parte acusatoria.

La audiencia estuvo presidida por la presidenta del Primer Tribunal Colegiado, la jueza Anneli Torres, y los jueces Sergio Furcal y José de Asís Burgos.

Negro Veras dijo que los condenados no lograrán materializar sus planes criminales. "Estamos advertidos y preparados para responderles en el escenario que escojan", expresó el jurista.

En ese sentido, manifestó que la sentencia, al ser dictada con apego a las pruebas ajustadas a la ley y al derecho, resistirá todas las impugnaciones.

miércoles, julio 02, 2014

Apogeo del “sicariato”


Carlos Manuel Estrella
La novedad delictiva se nutre de modalidad importada preocupante que ni siquiera está tipificada en legislación local y que alcanza niveles alarmantes con casos fuera de su ambiente original, negocios de narcotráfico y lavado de activos, para tocar ámbitos políticos y profesionales.

El “sicariato” como se ha dado en llamar al asesinato por encargo, derivado del sicario ejecutor de macabra negociación criminal, es una realidad cotidiana en el país que merece respuesta condigna de las autoridades y del sistema de represión y persecución penal a delincuentes.

En los últimos 55 años se recuerda el caso de las hermanas Mirabal y su chofer acompañante (1960) víctimas de sicarios del dictador Trujillo, crimen de naturaleza política, como también el asesinato de Orlando Martínez (1975) en los fatídicos Doce Años de Balaguer.

Muerte muy preocupante y considerada por encargo fue la del bancocambista Héctor Méndez (1985) y más reciente los asesinatos derivados de red Figueroa Agosto contra el coronel José Amado González (2009), un mes después Omar Antigua Polanco y luego Rubén Soto Hayet (2010).

Estos últimos son modus operandi del narcotráfico y lavado de activos, reservados a esas mafias como mensaje y advertencia de reglas no escritas en el bajo mundo, pero los que se convierten en casi rutina en el país abarcan también a otros ámbitos y amenazan con extenderse a pasión, negocios y política.

El caso Miguelina Llaverías (2005) con su correlato preocupante de la trama contra Jordi Veras (2010) es sintomático y debió ser hace tiempo el disparo de alarma para que autoridades y sociedad enfrenten el sicariato con otras respuestas legislativas, judiciales y políticas represivas del Estado. El asesinato pagado del regidor Renato de Jesús Castillo (PLD-Bayaguana) y acusación como autor intelectual al alcalde Nelson Osvaldo Sosa por Ministerio Público y Policía, es gota que rebosa la copa.

A 49 meses de la tentativa de asesinato contra mi hijo Jordi Veras

Ramón Antonio "Negro" Veras
  1. Quisieron asesinar a mi hijo Jordi, física y moralmente, pero no lo lograron; de la acción de los sicarios que apretaron el gatillo salvó la vida por ventura y las ciencias médicas; los agresores morales corrieron la misma suerte que los imputados porque ellos deben ser vistos enlazados por  la sentencia condenatoria.
  2. Procuraron impedir la investigación y contaminarla con el fin de que nos enfrentáramos con la fiscalía y la Policía Nacional; no lo consiguieron porque no nos desesperamos, nos mantuvimos serenos, depositando confianza y colaborando con los encargados de las pesquisas. Ensayaron eternizar el proceso pero no se les dio, porque aunque con muchas dificultades,  les vencimos y, finalmente, el caso concluyó en primera instancia.
  3. Anhelaron presentar como responsables del hecho criminal a personas inocentes, pero fracasaron en su intento porque la trama la denunciamos como una maniobra burda para encubrir a los verdaderos culpables.
  4. Aspiraron a cubrir la realidad con la apariencia, haciendo publicaciones elaboradas en oficinas de abogados promiscuos, con el fin de presentar la persona de Adriano Román, como extraña al operativo criminal, pero fallaron en su intento porque a la postre se evidenció su culpabilidad mediante grabaciones y otras pruebas.
  5. Ambicionaron sustraer del expediente las piezas que constituyen las pruebas verdaderas para sustituirlas por falsas, pero no alcanzaron sus objetivos porque les descubrimos a tiempo sus pretensiones fraudulentas.
  6. Afanaron en la jurisdicción de instrucción queriendo invalidar la mayor cantidad y mejores medios de pruebas de que disponía la fiscalía, pero fueron rechazadas sus pretensiones porque las evidencias habían sido obtenidas rodeadas de la mayor legalidad procesal.
  7. Buscaron por cansancio vencer el deseo de la justicia, de la sociedad y de nuestra familia, pero fue fallido su intento porque nuestro ahínco se puso por encima de sus maquinaciones para obtener impunidad.
  8. La perseverancia para que se hiciera una seria investigación; la tenacidad reclamando justicia limpia; la constancia para que las pruebas fueran lo suficientemente sólidas para que se dictara una sentencia convincente, se logró resistiéndolo todo, sin demostrar el más mínimo cansancio ni entrega alguna.
  9. Por medio del dinero se mantuvieron mediante chicanas, reenviando las distintas audiencias pero, finalmente, la sistemática denuncia pública poniendo en evidencia la complicidad de la defensoría pública, pulverizó las maniobras y el proceso avanzó hasta concluir con la sentencia condenatoria en primer grado.
  10. La decisión del tribunal sancionando a los imputados en el caso de mi hijo Jordi, constituye un mensaje de esperanza para lo mejor de la sociedad dominicana, más en la presente coyuntura de criminalidad que ahora estamos viviendo. Hoy, 2 de julio de 2014, al cumplirse 49 meses de la tentativa de asesinato contra Jordi, el tribunal va a proceder a leer íntegramente la sentencia que condenó al que pagó y a los que organizaron y ejecutaron el operativo criminal.
  11. Ahora, ante la condena en su contra, los que quisieron asesinar a Jordi, están jugando dos cartas: Una, asesorados por sus cómplices legales buscarán desacreditar y revocar la sentencia y, segundo, continuarán en su afán de matarme a mí y también a Jordi.
  12. Los asesinos y sus compinches legales fracasarán en sus recursos, porque la sentencia, al ser dictada con apego a las pruebas ajustadas a la ley y al derecho, resistirá todas las impugnaciones, y sus planes criminales no lograran materializarlos porque estamos advertidos y preparados para responderles en el escenario que escojan.
New York,
2 de julio 2014

martes, julio 01, 2014

Sicarios, C. por A.


La facilidad con que los interesados contratan sicarios para ejecutar a enemigos o personas inconvenientes, autoriza a pensar que el suministro de estos personajes es algo conocido por todos, y por las autoridades.

La muerte por encargo no debe ser un producto de fácil venta en el mercado, pero aquí parece que lo es, por la cantidad de casos que se conocen. Sólo falta que los sicarios se anuncien en las calles.

Evidentemente, quien mata por encargo está convencido de que no lo van a atrapar, o que de caer en manos de las autoridades, no tendrá muchos problemas en prisión. O existen grandes complicidades a todos los niveles, o hemos perdido irremisiblemente la lucha contra la delincuencia.

En una sociedad donde la vida de una persona es una mercancía que se vende a precio vil, no hay seguridad para nadie. Eso debieran entenderlo los policías que se prestan a esa complicidad, los jueces pusilánimes y los fiscales que no hacen su trabajo. Esta sociedad necesita pararse firme, como hizo Colombia, por ejemplo, o no habrá Patria.