miércoles, junio 11, 2014

Sentencia del caso Jordi será divulgada el próximo martes


Audiencia. Los implicados en el atentado contra el abogado Jordi Veras
durante la audiencia que empezó a las 9:00 de la mañana y concluyó anoche
El Primer Tribunal del Departamento Judicial de Santiago aplazó para el próximo martes 16 de este mes, la lectura de la sentencia en contra de los implicados en el intento de asesinato del abogado y comunicador Jordi Veras.

En el juicio de ayer, el ministerio público pidió 30 años de prisión para seis de los siete implicados en el atentado criminal en contra del abogado y comentarista de televisión Jordi Veras, entre ellos, Adriano Román, señalado como el principal autor intelectual del hecho.

En la audiencia, Veras hizo una exposición de lo que le ocurrió, el momento que vivió, lo que sintió y lo último que clamó, lo que conmovió a los presentes, incluso a algunos de los imputados que le pidieron perdón a él y a su familia.

Veras reiteró anoche que confía en la justicia y que lo único que busca es que se castigue a todos los que están envueltos en el atentado.

Mientras que la defensa de Jordi Veras, encabezada por el abogado José Lorenzo Fermín, pidió que además de la pena máxima, se indemnice a la víctima y a su familia con 250 millones de pesos.

Fermín pidió 200 millones de pesos por daños físicos, 25 por daños a su integridad y otros 25 por daños y lucros por parte de los involucrados.

El jurista explicó en la audiencia que Veras además de perder un ojo se vio imposibilitado de trabajar durante tres años.

Historial 
Jordi fue el abogado de la señora Miguelina Llaverías, quien el 5 de octubre del 2005 sufrió un atentado mientras llegaba a su vivienda del residencial Reparto Oquet de Santiago y del que se acusó a su exesposo Adriano Román. La dama resultó gravemente herida y salvó su vida milagrosamente.

Dependiente de una familia de reputados juristas encabezados por su padre Ramón Antonio (Negro) Veras, Jordi fue contratado para llevar en los tribunacomo les el caso de la señora Llaverías.

Tras un largo proceso judicial, de aplazamientos y suspensiones, el 12 de mayo del 2007, el hijo de Negro Veras logró que el Primer Tribunal Colegiado del Departamento Judicial de Santiago, presidido por el juez José Rafael de Asís Burgos, condenara a Román a 20 años de prisión y al hombre que le disparó, Dámaso Nova Peralta, un albañil, que dijo a los magistrados que nunca en su vida ha matado a nadie, a 30 años. En ese juicio, Adriano Román dijo que aún “apreciaba” a Miguelina Llaverías, pero la mujer minutos antes había mostrado la blusa con manchas de sangre seca que llevaba la tarde en que fue agredida a tiros cuando llegaba a su casa.

Paradoja de la vida


El empresario Román desde que el Tribunal dictó la sentencia que lo condenaba a 20 años de prisión, se la cogió con Veras y desde la cárcel, de acuerdo a testigos y el ministerio público que en el juicio de ayer pidió 30 años contra seis de los implicados en su atentado, planificó todo lo sucedido.

El 2 de junio del 2010, Jordi Veras se dirigía al canal 25 ubicado frente al Parque Duarte de Santiago, donde tenía un programa a las 8.00 de la mañana y justamente el tema principal que llevaba en su agenda para comentar era el auge del sicariato en el país, sobre todo en ciudades importantes como el Gran Santo Domingo y Santiago.

Llegando al canal fue sorprendido por dos individuos que se desplazaban en una motocicleta, quienes les dispararon a la cabeza, perdiendo un ojo. En el juicio de ayer que conoce el Primer Tribunal Colegiado, el ministerio público pidió a los jueces 30 de prisión para al menos seis de los imputados en el caso.

La fiscalía, al concluir las deliberaciones de ese impasse judicial, precisó que tiene pruebas contundentes de que el grupo se constituyó como asociación de malhechores con la intención de matar al comunicador.

En la audiencia, que inició a las 10:00 de la mañana en el Palacio de Justicia de Santiago Carlos Federico Álvarez, ahora expondrán las otras partes del juicio.

Además del empresario Adriano Román, señalado tribunacomo el principal autor intelectual del hecho, y Carela Castro, otros implicados son Franklin Reynoso Moronta, Engels Carela Castro, Roberto Zabala, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferreras del Castillo.

El juicio de fondo se conoce en el Primer Tribunal Colegiado del Departamento Judicial de Santiago que integran los jueces Anneli Torres, quien preside el tribunal, Sergio Furcal y José De Asís Burgos. La semana pasada el ministerio público presentó al menos 29 pruebas, entre ellas una conversación que sostuvo, a través de un celular, Franklin Reynoso con Adriano Román, señalado como el principal autor intelectual del intento de asesinato en contra de Jordi.

(+) 

CONDENAS EJEMPLARES

Tras más de 20 reenvíos Jordi y su familia, encabezada por su padre Ramón Antonio Veras, se quejaron, pero dijeron que confiaban en la justicia y que los culpables recibirían condenas ejemplares. Desde que ocurrió el atentado, todos los ojos miraron hacia Román como el autor intelectual, e incluso el ministerio público junto a agentes penitenciarios requisó su celda un día después del hecho, pero éste negó rotundamente tener vínculo con el atentado.

Se recuerda que la fiscalía presentó como uno de los elementos de prueba, una conversación que sostuvo, a través de un celular, Franklin Reynoso con Adriano Román, señalado como el principal autor intelectual del intento de asesinato en contra de Jordi. En la conversación se puede escuchar cuando Reynoso le dice a Román que necesitaba el dinero prometido para pagar a los sicarios que quitarían la vida al abogado. “Los muchachos necesitan el dinero, no quiero tener problemas con esas personas, que me secuestran un familiar”, le habría expresado Reynoso a Adriano, según la conversación presentada por el ministerio público.