miércoles, junio 04, 2014

Presentan grabación donde imputado dice a Román “mis muchachos se van a lamber al tal Jordi”


Adriano Rafael Román Román
SANTIAGO.- El Ministerio Público de la jurisdicción de Santiago, presentó en este día más de 30 pruebas de distintas índoles contra los acusados del atentado criminal en perjuicio del abogado y comunicador Jordi Veras, entre las que figura una conversación a través de un teléfono móvil entre Franklin Reynoso y Adriano Román, este, considerado autor intelectual del hecho acontecido hace cuatro años y dos días. 

A través de la misma se puso en oidos de acusados y defendidos,  cuando Reynoso le dice a Román que necesitaba el dinero prometido para pagar a los sicarios que eliminaría físicamente a Jordi Veras.

El implicado afirmó, "los muchachos necesitan el dinero, no quiero tener problemas con esas personas, que me secuestran un familiar".

Reynoso, en el diálogo agregó, "los muchachos míos se van a lamber al tal Jordi", "Yo lo que sé es que ellos van a resolver no solo con él (Jordi)".

Otra de las pruebas presentadas fue una motocicleta Zuzuki negra, un abrigo gris con pasamontañas, un gorro gris, una gorra azul, un suéter azul, y un dispositivo electrónico con la grabación de una conversación entre Adriano Román y Franklin Reynoso.

Por igual, un teléfono Motorola ocupado a Roberto Zabala Espinosa, una tarjeta de presentación, un CD con una grabación de una de las cámaras de seguridad del canal 25, otro teléfono celular ocupado a Candy Caminero, y una pistola calibre 9 milímetro.

Además se mostraron calendarios, recortes de periódicos, dos libretas en una de las cuales estaba escrito el nombre de Candy Caminero.

Al término de la presentación de las pruebas, uno de los abogados de la defensa pidió al tribunal la inadmisibilidad del dispositivo electrónico, porque supuestamente la conversación grabada habría sido obtenida sin la autorización de un juez.

En respuesta, los jueces del Primer Tribunal Colegiado contestaron que, aceptaban la grabación como prueba alegando que ya una juez de la instrucción había incorporado el dispositivo en el expediente del caso.