jueves, mayo 15, 2014

Admite actuó atentado contra comunicador


José Jordi Veras llora mientras narra el
momento en que fue atacado a tiros.
Al fondo, también llora su padre
SANTIAGO.- Para el abogado y comunicador José Jordi Veras Rodríguez, quien sobrevivió a un intento de asesinato hace cuatro años, el juicio de fondo que ayer comenzó a conocerse al empresario Adriano Román y otros inculpados sirvió para que saliera a relucir la verdad del hecho, gracias al testimonio de admisión de uno de los imputados.

Francisco Alberto Carela Castro ayer admitió ante los jueces del Primer Tribunal Colegiado que formó parte de la trama para quitarle la vida al hijo del jurista Ramón Antonio (Negro) Veras.

El acusado cumple condena de 10 años de prisión tras ser encontrado culpable de extorsionar con altas sumas de dinero a parejas que fueron grabadas en cabañas del Distrito Nacional.

En su testimonio de admisión de haber participado en la trama, Carela Castro pidió perdón a Veras Rodríguez y su familia, al tiempo que afirmaba que fue contratado por Adriano Román, quien cumple una pena de 20 años por haber fraguado el fallido intento de asesinato de su exesposa Miguelina Llaverías, en el 2005.

Esta mañana Jordi Veras Rodríguez dijo que esa confesión ha hecho que salga a relucir la verdad sobre el intento de asesinato en su contra, ocurrido la mañana del 2 de junio de 2010, en el parqueo del canal 25, de esta ciudad.

“Es muy importante que Carela Castro haya admitido su participación en el hecho, al tiempo que aportó datos sobre el proceso de la trama, orquestada por Adriano Román”, agregó.

En la audiencia también prestó declaración Veras Rodríguez, quien narró los segundos que transcurrieron entre la aparición de los que tenían la encomienda de asesinarlo y el momento que se produjeron los disparos casi a quema ropa, que lo impactaron en la cara.

Cuando hacía el relato lloró, provocando que su padre Negro Veras, presente en el proceso, también irrumpiera en llanto, hasta el extremo que en dos ocasiones tuvo que abandonar la sala de audiencias.

Además del empresario Román y Carela Castro, por el hecho son juzgados su hermano Engel Carela Castro, Franklyn Reynoso Moronta, Roberto Zabala Espinosa, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferrera del Castillo.

Tras varios reenvíos el juicio de fondo finalmente comenzó a ser conocido ayer, pero pasadas las 4:00 de la tarde fue aplazado hasta las 10:00 de esta mañana, con el objetivo de continuar escuchando los testigos presentados por el Ministerio Público y para citar de nuevo otros que no comparecieron.

Annelis Torres, José Rafael de Asís Burgos y Sergio Furcal, presidenta y miembros del tribunal, también anunciaron que las próximas audiencias serán conocidas el 26, 29 y 30 de este mes, además del 2 y 4 de junio próximos.