viernes, mayo 02, 2014

Abogado deja juicio alegando tenía hambre


Adriano Rafael Román Román
SANTIAGO. Bajo el alegato de que tenía hambre y en esas condiciones no podía realizar con efectividad su trabajo, el abogado defensor del empresario Adriano Román, quien enfrenta un juicio por la acusación de orquestar el fallido asesinato del jurista y comunicador José Jordi Veras, abandonó ayer el juicio, que fue reenviado para el 15 de este mes.

Leonidas Estévez, de la Defensoría Pública, dejó el estrado a pesar de que los jueces del Primer Tribunal Colegiado le advirtieron que, si lo hacía, sería sancionado como lo establecen los reglamentos.

Anterior a ese incidente, Estévez anunció que se inhibía en su responsabilidad de ejercer la responsabilidad de representar a Román, con cuya actitud creó un precedente, en vista de que hasta ahora en la justicia nacional solo jueces y fiscales han optado por una salida de esa naturaleza.

Debido a que los jueces, encabezados por la magistrada Annely Torres, no aceptaron el argumento, finalmente el juicio comenzó pasado el medio día de ayer, pero se suspendió a las 4:30, luego de que Estévez se retiró, por lo que el tribunal condenó al jurista al pago de 15 días de salario de un juez de Primera Instancia.

El juicio de fondo a Adriano Román ha sido reenvíado en 17 ocasiones y en las citaciones preliminares acumuló 14 suspensiones, la mayoría provocada por la Defensoría Pública, organismo que dirige Laura Hernández Román, pariente del principal imputado.

Adriano Román, quien cumple condena de 20 años por su complicidad en el intento de asesinato de su ex esposa Miguelina Llaverías, en octubre del 2005, ahora es procesado por un delito similar cometido contra Veras, hecho registrado el 2 de junio del 2010.